miércoles, 12 de mayo de 2010

Cosas de la vida

Esta semana estamos un poco tristes, Cesar mi fisioterapeuta nos deja, bueno el no quiere pero así son las cosas. Es una pena dejar ir a buenos profesionales que te hacen la vida mucho más fácil, pero si encima son buena gente se hace mucho más duro. Muchas gracias por todo Cesar, te echaremos mucho de menos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Prueba

Alma dijo...

Comprendo lo que dices, también tuvimos cambios de profesionales y pasamos momentos tristes, pero todo tiene su parte positiva porque nos ha permitido conocer a estupendos profesionales y mejores personas. Mario ha tenido 3 fisioterapeutas y 3 estimuladores-logopedas y podemos decir que cada uno de ellos ha dejado una huella muy importante en nuestro corazón y viendo la evolución de Mario, es con lo que me quedo. Pero es indudable que la pena no nos la quita nadie porque te encariñas con ellos y duele perderlos. Ánimo, verás como Mitchel tendrá otro estupendo fisio.
Besos.

NOELIA dijo...

Tranquila que seguro que el que venga también lo hará bien. Qué guapo está el peque.

Carmen dijo...

Muchas gracias por los puntos positivos y los ánimos chicas, a mi me cuesta más por Mitchel, la fisio no le gusta mucho y cuando le ves bien con una persona y sabes que va a necesitar un tiempo de adaptación y como mami quiere que todo sea lo más facíl posible, pues te preocupas.Por cierto, todavia no han mandado al nuevo fisio, en el centro base todavia no saben nada!, espero que no haya recortes?.